Otra forma de dialogar

Nov 11, 2016

 

Estamos viviendo tiempos de nuevas formas de conversar y de actuar en los que aparecen nuevos actores más discretos y cotidianos que los políticos, empresariales y sociales de toda la vida: las personas. Hoy tomamos la iniciativa independientemente del sistema y empezamos a generar otro tipo de cosas. Analógicas y digitales. Humanas y tecnológicas. Veamos algunas.

Música en Vena es un proyecto que ayuda a superar la enfermedad a pacientes a través de la música en directo en el hospitales. Desde grandes músicos de todos los estilos hasta estudiantes del conservatorio, que interpretan conciertos en sus salones de actos o que actúan en vivo en sus unidades de diálisis, neonatos o cuidados intensivos. Creando empleo para músicos jóvenes e investigando con rigor científico los efectos de la música, ya que es un proyecto poliédrico. Estrictamente ciudadano.

Nos Why not? es una agencia de fotógrafos con discapacidad intelectual, que está elaborando unas guías sobre los principales monumentos de nuestro patrimonio. Los apoya un grupo de fotógrafos profesionales que viven estas actividades como su proyecto social. Y sin recursos públicos de ningún tipo, a pesar del indudable interés social y de lo que representa un trabajo creativo para un grupo de personas que, si tienen la suerte de trabajar, lo hacen con trabajos de otro tipo. Estrictamente ciudadano.

Knowsquare es una red de directivos empresariales que comparten resúmenes de los libros que leen o reseñas de las conferencias a las que asisten, para que crezca el conocimiento de sus miembros. Además, cuenta con sistema de apoyo cuando uno de ellos pierde el trabajo por un despido fulgurante o una prejubilación sorpresa. Estrictamente ciudadano.

Un grupo de médicos trabaja en su tiempo libre para evaluar el rigor técnico de los artículos científicos que se publican en revistas especializadas y dar a conocer su opinión independiente a la comunidad médica  con el objetivo de que de divulguen los que tienen una base científica no adulterada por terceros. Estrictamente ciudadano.

Se trata solo de algunos casos que reflejan que hay una nueva ciudadanía que se compromete con la sociedad como complemento al sistema político, económico y social de siempre. Una red capilar de iniciativas vivas que reflejan un cierto espíritu iconoclasta. Que actúa y dedica tiempo voluntariamente sin que se pueda considerar voluntariado de libro, según las ONGs. Pero que sí es una ciudadanía comprometida con los suyos y su entorno, que tiene proyección de futuro porque es auténtica, no se casa con nadie y refleja las nuevas formas de organizarnos espontáneamente en torno a prioridades de interés común. Como ocurre en casa con el cuidado a nuestros mayores. Porque queremos. Y porque nos queremos. Una forma antigua de dialogar, pero de indudable actualidad en plena revolución tecnológica. Que también será política, económica y social.

 

 

Más información

Post by admin

Comments are closed.