Acabo de conseguir un título por una vía alternativa: ¡SoyOsmotic!

Ago 14, 2018

 

Solo me han pedido mis titulaciones en mi primer trabajo. Se acaban pronto, porque no hay más que una aunque parecen tres: soy Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos por la ETSICCP de Madrid. Creo recordar que iba a clase, estudiaba, aprobaba exámenes y hacía trabajos, proyecto fin de carrera incluido. Aunque no lo conservo todo porque en 1983 no se habían inventado los archivos digitales. Al final pagué las tasas del título, cuyo justificante entregué para que me aceptaran en la pruebas del entonces Arthur Andersen. Pero el título propiamente dicho lo he recogido hace unas semanas, a la vista de cómo está el patio. Espero que nadie me pida ya que justifique documentalmente cómo obtuve el documento.

A partir de entonces he ido progresando, más o menos, por conocimientos y habilidades que han sido mi tarjeta de visita.

A principios de julio terminé mi más reciente actividad académica como alumno, que seguro que no es la última. A estas alturas de la vida. Y ya tengo el Título. Comparto la etiqueta #soyosmotic con los privilegiados que pudimos compartir doce tardes y un par de fines de semana presenciales, además de un número no menor de reuniones intermedias en persona y virtuales. No me perdí ni un día. Y no porque pasaran lista que ya es anacrónico. Sobra decir que era la forma de aprovechar hasta el último minuto de los contenidos y de las formas de abordarlos, basadas en una trabajo en cinco equipos multitodo de cinco alumnos.

Se trataba del programa intraDISRUPT, convocado por uno de nuestros Socios en Empresa&Sociedad: osmotic (“The Business as it should be”). Es un programa de tres meses de entrenamiento en el que veinticinco participantes solucionan en tiempo real cinco casos de startups de sectores, tecnologías y modelos de negocio diferentes en equipos de cinco que cambian cada tres semanas. O sea, “método del caso en tiempo real”, no enlatado de casos históricos.

Como dice el programa, he aprendido a idear nuevos modelos de negocio y a mejorar de verdad mis capacidades de trabajo en equipo. Porque ha sido tan interesante el “qué” como el “cómo”. Pero además me ha servido para aprender a diseñar estrategias para proyectos empresariales con alto potencial de crecimiento en entornos VUCA, a través de equipos multidisciplinares de diversas empresas y áreas. Utilidades muy importantes, complementarias al argumento prioritario de venta, que es el entrenamiento en habilidades emprendedoras. Por eso creo que intraDISRUPT es algo así como “el Executive para los que ya tienen un Executive”“el MBA para los que ya tienen un MBA”, que convierte la información empaquetada previa de otras escuelas de referencia en una formación continua de futuro durante toda la vida. Una formación que te va convirtiendo en osmótico, ya que compartir y multiplicar exponencialmente conocimientos y habilidades es ya la única forma de trabajar en el mundo cambiante que nos adelanta por todos los sitios. Además, he disfrutado como un niño supongo que por la combinación mágica de futuro, confianza, amigos y sentido del humor.

Creo todo ello es especialmente valioso para que los directivos empresariales de alto potencial afronten mejor el futuro que ya está aquí, y de alto interés para los programas de Personas y Talento, de Innovación…

Como todo evoluciona, hay dos nuevos formatos para las ediciones que empiezan en octubre. Por un lado intraDISRUPT 3.0, impartido con la mitad de los alumnos en Madrid y la mitad en Barcelona, gracias a soluciones tecnológicas que permiten simultanear trabajo presencial y virtual. Por otro, intraDISRUPT4leaders, en donde los 25 alumnos serán CEOs interesados en estudiar dos casos: el de un emprendedor con potencial disruptivo en un sector y el de la transformación de una empresa de referencia en el mismo sector.

A partir de septiembre seguro que voy a echar de menos la intensidad del cuatrimestre anterior. Pero algo se nos ocurrirá además de hacer alguna aportación y seguirle la pista a intraDISRUPT 3.0 y a intraDISRUPT4leaders. Por ejemplo, impulsar una red de “ex”, que no dudo de que será otro ejemplo de “Alumni as it should be”. Porque ya que vamos a vivir más de cien años, es hora de pensar en cómo vamos a aprovecharlos. Y una de las claves será nuestra propia re-creación continua para disfrutar de las múltiples etapas que tendrá nuestra vida todavía lineal de las tres de formación, trabajo y jubilación. Pero ese es otro tema, aunque esté directamente relacionado con el de la inversión continua en conocimientos, habilidades y relaciones que propone osmotic. Todo un reto. “Life as it should be“.

 

@FranciscoAbadJ

Más información

Video

Sobre osmotic

Sobre intraDISRUPT

Post by admin

Comments are closed.