Experiencia empleado, formación y mayores de 50, grandes retos en RRHH

Abr 07, 2017

 

El Desayuno con Ideas “¿Qué hay de nuevo en RRHH”?, celebrado el 21 de febrero, reunió a directivos de RRHH e Innovación de grandes empresas y a destacados emprendedores B2B especializados en esta área que aportaron un aire fresco especial. A través de unas dinámicas de trabajo en grupo y diseño colaborativo, los participantes identificaron como grandes retos de futuro para las empresas la mejora de la experiencia de empleado, el cambio radical del modelo formativo y la transformación digital de los trabajadores mayores de 50 años.

Resumimos a continuación las conclusiones de la jornada, elaboradas gracias a la colaboración especial de los moderadores de los grupos: Sonia Ruiz Moreno (Pridecom), Alan McShane (Considiom) y Pablo Sánchez (MoodRobotics).

 

Reto 1. Mejorar la experiencia de empleado

Incluye su experiencia tanto antes de llegar (employer branding, talento millennial) como cuando ya se ha incorporado (en momentos clave de su vida profesional y personal). Para ello hay que empezar por desplegar una comunicación cercana, rompiendo con la comunicación corporativa clásica e introduciendo el humor y el atrevimiento, y segmentando incluso hasta poder  presentar soluciones individualizadas. Todo ello es más sencillo gracia a la tecnología.

Las acciones que generaron mayor consenso para afrontar el reto fueron:

  • Interiorizar un modelo de feedback constante que facilite la evolución continua.
  • Digitalizar al máximo la gestión de RRHH para favorecer soluciones personalizadas.
  • Atraer y potenciar el talento digital.
  • Promover iniciativas de valor no solo profesional sino también personal para los empleados.
  • Tocar la fibra sensible de las personas con una comunicación abierta y no tradicional, que también contemple factores personales y emocionales.
  • Mejorar la conciliación y el bienestar de los empleados con propuestas individuales a medida.
  • Empezar por enamorar a los futuros profesionales antes de su incorporación.
  • Facilitar el acceso universal a la formación de todos los colectivos.

 

Reto 2. Procesos formativos basados en experiencia y memorabilidad

Se trata de implantar una formación experiencial divertida y de calidad. Actualmente es predominantemente aburrida y burocrática, concebida más como gasto que como inversión.

Las principales acciones propuestas para afrontar el reto fueron:

  • Potenciar una formación que subraye la importancia de hacer cosas diferentes de forma diferente.
  • Impulsar soluciones de formación abiertas y accesibles para todos, de forma que el empleado tenga una visión de autodesarrollo.
  • Incorporar experiencias personales a los contenidos estrictamente técnicos.
  • Relacionar la formación con una utilidad de vida para los participantes, que vaya más allá de la utilidad solo para el trabajo dentro de la empresa.
  • Evolucionar hacia una cultura de innovación abierta y aprendizaje de los errores.
  • Agrupar los proyectos formativos y sus objetivos para que también sea grupal y permita tanto generar dinámicas de grupo como reducir costes.

 

Reto 3. Motivar para la formación

Hay que conseguir que todos nos formemos partiendo de que todos tenemos pasión por aprender en la vida. Suele fallar la visión: ¿Por qué y para qué de esta formación? Cuesta verla si ha habido malas experiencias anteriores.

Las acciones que generaron mayor consenso para afrontar el reto fueron:

  • Dar a las personas y a los equipos la responsabilidad para poder de elegir lo que quieren aprender y poner en práctica lo aprendido.
  • Favorecer una formación práctica, corta, accesible y práctica, para aplicarla inmediatamente.

 

Reto 4. Formación para trabajos con baja cualificación

Las personas y los trabajos de menor cualificación son especialmente importantes para cualquier empresa, ya que son los que interactúan más directamente con clientes. Pero la alta dirección apenas les presta atención, a pesar de que son los que muestran la cara de la empresa y reciben más feedback de sus productos y servicios.

Las principales acciones propuestas para afrontar el reto fueron:

  • Concienciar a la alta dirección de la importancia de los perfiles de más baja cualificación para la reputación de la empresa.
  • Aplicar nuevas metodologías formativas para reducir sus periodos de aprendizaje, tradicionalmente muy largos. Todos tienen un smartphone, desde el que pueden acceder a sistemas de rollplay, gamificación o píldoras formativas. Son formatos fácilmente asimilables porque son sencillos, cómodos, atractivos y muy prácticos.

 

Reto 5. Todos responsables de nuestra formación

Es necesario generar un estilo directivo que acerque las líneas estratégicas a todo el equipo a través de la formación y que, simultáneamente, alinee los intereses de la compañía con los intereses particulares de cada empleado. Todavía pesa mucho la obligatoriedad normativa, que limita las formaciones o las dota de un carácter aburrido y no se ajusta a la persona.

Las acciones que generaron mayor consenso para afrontar el reto fueron:

  • Disponer de sistemas que ofrezcan el conocimiento mínimo obligatorio, junto a soluciones formativas personalizadas que ayudan a que cada uno contribuya desde su puesto tanto al desarrollo estratégico de la empresa como a su propio desarrollo personal.
  • Hacer que los directivos participen activamente en los programas de formación, siendo conscientes ellos mismos de la importancia de la formación para todo empleado y haciendo ver su importancia a toda la empresa.

 

Reto 6. Transformación digital de los mayores de 50 años

Partimos de que en ellos se concentra la discriminación y la falta de soluciones ya que no hay apenas cultura en las empresas como la que existe para los millennials.

Enseguida se van a requerir soluciones urgentes, pero las medidas que se tomen hoy son generadoras de resultados a medio plazo. Por eso es necesario empezar cuanto antes, en líneas como las siguientes:

  • Promover el desarrollo de conocimientos y habilidades sociales durante toda la vida laboral, animando a salir de la zona de confort a la que estamos más acostumbrados según cumplimos años.
  • Potenciar la salud como talento, promoviendo una combinación de ejercicio físico, salud y tecnología y evaluando el impacto de la inversión en términos de rendimiento de las personas y equipos de trabajo.
  • Plantear la posibilidad de emprender en la segunda etapa de la vida laboral. No es una solución universal, pero hay soluciones especializadas de nicho que lo facilitan.

 

 

Resumen audiovisual

 

Más información

Emprendedores con soluciones que te ayudarán en la transformación digital de tu Capital Humano.

Más información sobre el Desayuno con Ideas “¿Qué hay de nuevo en RRHH”

El Desayuno COMPRENDEDOR “Desayuno con Ideas” es una actividad que la Fundación Empresa y Sociedad organiza tanto en abierto como inCompany, a medida de empresas que lo solicitan para sus clientes o para sus equipos corporativos, principalmente en áreas de Marketing y Desarrollo e Negocio, Recursos Humanos, Logística, Tecnología o Innovación.

Sobre nuestra actividad en el ecosistema emprendedor 

Post by admin

Comments are closed.