Los límites de la longevidad cambiarán para los que aún no han nacido

Jun 27, 2017

La persona que más tiempo ha vivido es Jeanne Louise Calment, nacida en  Arlés el 21 de febrero de 1875 y fallecida el 4 de agosto de 1997. O sea, alcanzó 44 724 días de vida (122 años y 164 días). Desde entonces nadie ha batido el récord. Hoy la persona con mayor edad es Violet Brown, una jamaicana que nació el 10 de marzo de 1900, y una de las dos únicas personas vivas nacidas en el siglo XIX.

Una de las claves de su longevidad igual es que son mujeres, porque casi el 90% de los centenarios del mundo lo son. Otra podría ser la geografía, porque es conocido que la región japonesa de Okinawa es la envidia de los que no se quieren ir de este mundo ya que registra la mayor concentración de mayores de 100 años gracias a una sabia mezcla de vida activa y comida sana. Pero ellas dos no son de por allí. Hay otros factores y un pequeño riesgo de imprecisión, ya que hace un siglo no existía el Registro Civil y todos mentimos con la edad en ciertas etapas de nuestra vida. Pero parece que los números anteriores son una buena aproximación.

Por si acaso hay alguien que aspire a vivir aquí su vida eterna gracias a los acelerados pasos de la ciencia y la tecnología, los expertos no tienen muy buenas noticias para nuestras generaciones. Ni siquiera para quienes tengan un buen amigo Geriatra. Porque la Geriatría se encarga de atendernos durante los últimos años, pero no es la clave de la longevidad. El alargamiento de la vida depende de otra especialidad, de la que a estos efectos se pueden beneficiar más quienes aún no han nacido: la Biogerontología. Si el envejecimiento se produce por el deterioro de nuestro metabolismo, que causa enfermedades y patología, su alargamiento es de una dimensión distinta si actuamos paliativamente sobre estas últimas que si lo hacemos preventivamente sobre el primero. Como en un coche, la calidad de las piezas originales es mejor garantía de durabilidad que el mantenimiento. Claro que ayuda vivir una vida sana en sus tres dimensiones: mens sana in corpore sano y en un entorno social. Pero el efecto es mucho mayor si nuestro metabolismo es de marca.

Aunque lo anterior te sorprenda la primera vez que lo leas, como a mí, es un contenido habitual en foros de futuro. Te animo a curiosear. Busca Aubrey de Grey en tus exploradores habituales. Y a la Sens Research Foundation. Suerte.

 

 

Más información

Hacia una sociedad más humana, longeva, activa y tecnológica

Por si acaso te toca vivir aquí tu vida eterna

Post by admin

Comments are closed.